Preguntas sin respuesta

-

¿No tendrás reparos en besarme el cuerpo con la misma calidez los domingos de lluvia y los lunes a las 4 AM, cuando la ciudad yace dormida y nosotros nos despertamos con una simultaneidad que parece calculada por relojes?

¿Gozaremos de una libertad tan, pero tan seductora que nos persuadirá a aferrarrnos entre nosotros, porque vos y yo sabemos que no existe nada más valiente que amar todos los días, conociendo todas esas adversidades que el azar, la vida o algún dios nos pone en el camino?

¿Tendrás idea de aquel don que tus manos poseen para tocarme con exactamente el mismo grado de suavidad y de ardor?

¿Serás consciente de esa perversa cualidad tuya que cada día me provoca reír cuando pretendía enojarme?

¿Sabrás de esa acumulación exagerada y casi infinita de poemas que te escribía, cuando apenas te conocí e intentaba -en vano- obligarme a no adorarte?

¿Habrás visto alguna vez ese gesto gracioso que elabora tu cara justo antes de dormir? ¿Sabrás que incluso en la oscuridad puede verse la pequeña curvatura de tu boca, que cada noche me asegura: ‘hoy fue otro día feliz’?

¿Podré, algún día de estos, nuclear en un sólo poema todas esas características tuyas que me provocan querer arrinconarme para siempre en esa espalda? ¿Lograré, con esas palabras, escribir un retrato fiel de lo mucho, lo tanto, lo todo que provocas en este cuerpo?

¿Será suficiente una sola vida para darte todos los besos que tengo pensados?

Sí hay respuesta para ésta cuestión:

No

ni 10 vidas son suficientes.

Literatura
lectura
poesía
#poemas
Escritura

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...